La necesidad de compartir con tu mascota en los lugares que frecuentas, ha favorecido que los negocios creen espacios para lograr el equilibrio perfecto para el entretenimiento y el amor por los animales.

La palabra inglesa “friendly” significa “amistoso” y la palabra “pet” significa “mascota”, así pues Pet Friendly es una definición que implica que el lugar, establecimiento, edificio, medio de transporte o servicio que se declara como tal, admite animales de compañía y que recibirán un trato especial, tanto del personal que allí trabaja, como de sus clientes o usuarios.

Es común que encontremos cada vez más avisos de este tipo en restaurantes, hoteles e incluso centros comerciales. Estos lugares suelen contar con áreas específicas para estos animales, con el compromiso implícito de que seas completamente responsable de su cuidado y disciplina.

imagen-1_Mesa-de-trabajo-1-min-300x244

Las nuevas generaciones han tomado conciencia sobre la importancia de tratar bien a los animales, ya que estas mascotas son consideradas parte de la familia y muchas veces, ciertas situaciones hacen difícil dejarlas en casa, lo que ha generado una demanda creciente de lugares de ocio especiales.

Los establecimientos ‘pet friendly son espacios de tolerancia, pues en ellos se encuentran los amantes de las mascotas y ocasionalmente reciben clientes que no llevan o tienen animales, pero conviven con este tipo de iniciativas.

¿Cómo funcionan los ‘Pet friendly’?

Es necesario contemplar parámetros básicos para facilitar la convivencia de animales domésticos de diferentes especies y sus dueños en estos espacios. Conozcamos algunas de ellas:

  • Las mascotas deben controlables y de naturaleza pacífica.
  • Es necesario que porten elementos de seguridad como arnés, pechera, collar con identificación y bozal, si así lo ameritan. Esto facilita su apaciguamiento en caso de alteraciones.
  • Nuestros animales deben estar en óptimas condiciones de salud, para evitar la transmisión de enfermedades a otras mascotas o humanos.

Una tendencia en auge para el ocio y el trabajo

Hemos visto el crecimiento de una práctica que hasta hace algunos años era impensable: que nuestras mascotas asistan con nosotros al trabajo. Según estudios, la compañía de mascotas en el entorno laboral permite un manejo del estrés más adecuado, además de potenciar la productividad. Incluso se afirma que las inasistencias y retardos disminuyen, mientras se incrementa la ética y la satisfacción de los colaboradores.

imagen-2_Mesa-de-trabajo-1-min-300x244

¿Cuáles son los beneficios de tener a tu mascota en el trabajo?

A esta práctica de popularidad creciente se le atribuyen algunas ventajas como:

·         Sensación de bienestar y seguridad

Las necesidades y formas de tratamiento relacionadas con algunas enfermedades han cambiado. Por ejemplo, los perros de servicio para personas con discapacidad motriz reciben entrenamientos especializados para ayudarlos en caídas o durante traslados cortos y largos. También los perros de servicio para niños con autismo pueden estimular la comunicación sensorial, o ayudarlos en su integración social a entornos nuevos. Su compañía es crucial para su desenvolvimiento.

  • Más oportunidades de negocio

Cada vez son más los restaurantes o cafés que se suman a la iniciativa de recibir a nuestros amigos en sus locales. La cultura Pet Friendly es un incentivo al consumidor que disfruta pasar tiempo con sus mascotas fuera de sus hogares y otorga un valor agregado al establecimiento y permite una segmentación de mercado efectiva.

  • Ratos Libres

Quienes tenemos una mascota sabemos cuán divertido es contar con su compañía. Su presencia y comportamiento especial pueden hacer que una ciudad caótica sea más “llevadera”; gracias a ellas, visitar parques, playas y plazas puede disfrutarse y valorarse aún más.

  • Responsabilidad

El auge de ambientes pet friendly nos beneficia de muchas maneras y una de ellas es fortaleciendo una cultura animal responsable: mantener la limpieza y seguridad en ellos para todo tipo de usuarios necesita de nuestro aporte. Ser conscientes de las necesidades y cuidados de nuestras mascotas nos hace más responsables y cuidadosos con el bienestar común.

Los lugares ‘pet friendly’ no son exclusivos para dueños de mascotas. Muchas personas que disfrutan la compañía animal pero no pueden hacerse cargo de una por diferentes razones, gozan de la oportunidad de visitar lugares donde aparte de deleitarse con comida, bebida y otras actividades de ocio, pueden a acariciar y compartir con gatos o perros.

¿Cómo nacio el concepto ‘Pet Friendly’?

El primer café de gatos en el mundo abrió en Taiwán en 1998. El café de gatos ubicado en Taipéi logró fama en Japón y con el tiempo empezó a atraer un buen número de turistas japoneses y locales. En Japón, el primer café de gatos abrió en Osaka en el 2004. Algunos estudios recientes han sugerido que la relajación que provoca acariciar a gatos, puede ser beneficiosa para el sistema cardiovascular.

Los amantes de los animales no podemos negarnos la oportunidad de compartir con ellos y poder tener a nuestro mejor amigo de cuatro patas al lado nuestro en lugares que trascienden las fronteras de nuestra casa es como llevar el amor de hogar a cualquier parte.

Ingrid Guinard Atencia

Energía Creativa mascotas Bogotá y Costa

Share This