Los problemas de la piel en gatos son bastante comunes y, al igual que los perros, los gatos pueden sufrir de alergias a parásitos, alergias de contacto, infecciones bacterianas y desequilibrios hormonales.

¿Tu felino ha contraído un caso de picazón? ¿Cuándo fue la última vez que lo bañaste con un champú para gatos? Un felino que se rasca, frota, mastica o lame sin cesar puede sufrir de alguna afección cutánea, y con mucha más razón si es que su piel no recibe los cuidados necesarios. Continúa leyendo el siguiente artículo de Basic Farm que tenemos para ti para saber más sobre ello.

Signos de afecciones cutáneas en gatos

Algunos de los signos más notables de problemas de la piel en los gatos son el lamido excesivo, frotarse contra alfombras o muebles, rascarse las orejas y la boca y masticar la piel. También puedes notar signos como:

  • Piel enrojecida o inflamada
  • Llagas y costras
  • Piel escamosa
  • Pérdida de pelo o puntos calvos
  • Pelo enmarañado
  • Erupciones
  • Bultos
  • Olor desagradable

Los signos pueden variar según la causa de la afección. Diferentes problemas de la piel también pueden tener síntomas similares, por lo que debes llevar a tu felino a un médico veterinario cuando notes el problema por primera vez. Tu veterinario puede ayudarte a diagnosticar con precisión el problema y recomendar un tratamiento eficaz.

Ten en cuenta que los gatos son conocidos por ocultar o enmascarar los signos de una afección o enfermedad. Incluso si los gatos tienen picazón, es posible que esperen hasta que salgas de la casa o busquen espacios privados para satisfacer esa picazón. 

Principales enfermedades de la piel en gatos

Si tu gato muestra signos de una afección de la piel, uno o más de estos problemas podrían ser la razón.

1. Pulgas

Al igual que los perros, los gatos son propensos a contraer estos molestos bichitos. Incluso los gatos que solo permanecen en el interior pueden contraer pulgas de otras mascotas que se encuentran en el hogar. Las pulgas en sí mismas pueden ser irritantes y sus picaduras pueden causar una reacción alérgica y mucha picazón en algunos felinos.

Es importante tener en cuenta que los gatos pueden ser muy sensibles a los productos antipulgas. Asegúrate de hablar con tu veterinario antes de usar cualquier remedio de venta libre.

2. Tiña

Conocida también como dermatofitosis, la tiña es causada por un hongo y no por un gusano. Se detecta a través de marcas circulares (anillos) que se forman en la piel cuando ocurre una infección. La tiña es muy contagiosa y puede propagarse a través de esporas en el pelaje o en el aire. Debido a esto, asegúrate de separar a los gatos o perros afectados que haya en el hogar. 

Esta infección por hongos no es nada agradable. Cuando un gato la padece, es posible que comiences a observar espacios de calvicie, piel con costras o escamas e inflamación alrededor de los anillos. Si tu gato tiene tiña, visita a tu veterinario, quien te recetará un tratamiento antifúngico.

De igual manera, es recomendable lavar y desinfectar la ropa de cama, las mantas u otras áreas donde tu gato haya pasado tiempo para asegurarte de que el hongo y sus esporas no se peguen. Si tu gato tiene el pelo largo, puede ser útil recortarlo para ayudar a eliminar las esporas.

3. Reacciones alérgicas

Los gatos pueden ser criaturas sensibles y pueden tener o desarrollar alergias a lo largo de sus vidas. Pueden ser alérgicos a muchas cosas, incluido el polen, los champús, los productos de limpieza del hogar, los perfumes, el humo del cigarrillo, una variedad de alimentos y las picaduras de pulgas.

Si sospechas que tu gato es alérgico a algo, puedes trabajar en conjunto con tu veterinario para identificar el alérgeno. Una vez que sepas qué está causando la alergia, puedes intentar evitar exponer a tu gato a la sustancia ofensiva. En algunos casos, pueden ser útiles medicamentos como un antihistamínico. Pero recuerda no darle ningún medicamento a tu gato sin antes hablar con tu veterinario.

4. Ácaros del oído

acaros oido

Estos pequeños parásitos pueden ser muy irritantes y hacer que los gatos sacudan la cabeza y se toquen las orejas. A veces, la picazón excesiva podría arrancar los pelos alrededor de las orejas y provocar sangrado. También puedes notar restos alrededor de la oreja, así como pequeñas protuberancias oscuras en el canal auditivo.

Afortunadamente, tu veterinario generalmente puede tratar los ácaros del oído con bastante facilidad al limpiar los oídos y recetar gotas especiales. Por lo general, estas gotas deben administrarse durante aproximadamente una semana para eliminar los ácaros. Los ácaros del oído son contagiosos, así que revisa a todas las mascotas del hogar.

También te interesará: ¿Tu gato no quiere comer? Descubre las razones del por qué?

5. Sarna

Los ácaros del oído son en realidad uno de los varios tipos de sarna o ácaros parásitos que pueden afectar a los gatos. Otro tipo es la sarna notoédrica, que también se llama sarna felina y es muy similar a la canina.

La sarna felina es rara pero muy contagiosa. Si sospechas que tu gato la padece, visita a tu veterinario para averiguar exactamente qué está pasando y obtener una recomendación para un tratamiento adecuado.

6. Acné felino

Esto puede sorprenderle, pero los gatos pueden tener una forma de acné. El acné felino aparece como pequeños puntos negros en la cara y el mentón de un gato. Suelen ser muy molestos para los felinos.

Los gatos con acné felino pueden frotarse la cara contra la alfombra para tratar de aliviar la irritación. Si no se trata a tiempo, el acné felino puede causar una infección bacteriana, que puede requerir antibióticos.

7. Bultos y abscesos en la piel

Al notar un bulto en la piel de tu gato, lo primero que puede venirte a la mente es el cáncer. Sin embargo, no todos los bultos son cancerosos. Por ejemplo, el bulto puede ser un quiste o un tumor no maligno.

Tu gato debe pasar por una revisión en el veterinario para examinar el bulto y, si es necesario, realizar una biopsia para ver si es maligno. Es posible que se requiera la extracción del bulto y, en otros, este puede ser el único tratamiento necesario. Si el tumor es canceroso, tu gato necesitará un tratamiento que podría incluir radiación y quimioterapia.

Por otra parte, los cortes y raspaduras como resultado de las peleas de gatos pueden provocar problemas en la piel, ya que se crean heridas en donde las bacterias podrían entrar. Si notas alguna hinchazón y abscesos llenos de pus, esto es un signo de una infección, que puede aliviarse manteniendo el área limpia y aplicando un tratamiento médico prescrito por tu veterinario.

8. Piel seca

Los gatos pueden tener la piel seca como nosotros, particularmente en climas con poca humedad o durante el verano cuando el calor es intenso y seca el aire. La piel seca también puede deberse a problemas nutricionales, como la deshidratación o la falta de grasas saludables en la dieta. Pídele consejos a tu veterinario sobre la cantidad de agua que tu gato debe beber y las opciones de alimentos adecuados para él.

9. Infecciones cutáneas

infecciones cuteaneas

Los gatos pueden sufrir una serie de infecciones de la piel, como infecciones por hongos o dermatitis miliar felina, que pueden resultar de alérgenos como las pulgas. De igual forma, los gatos con otros problemas de salud como la diabetes pueden tener más probabilidades de sufrir una infección de la piel.

Incluso, cuando tu mascota está estresada, su comportamiento cambia, lo que puede provocar un exceso de aseo, sueño y mal humor. Por ejemplo, los cambios ambientales pueden desencadenar estrés en las mascotas, lo que hace que el pelaje de la espalda y el abdomen se adelgacen por el lamido con demasiada frecuencia.

Si comienzas a notar un aseo excesivo, puntos calvos o pelaje enmarañado, debes comunicarte con tu veterinario para ver qué podría estar sucediendo con tu mascota.

10. Enfermedades subyacentes

Los problemas de la piel pueden indicar una dolencia subyacente, por lo que es importante que tu veterinario revise a tu gato. Si tu felino tiene alguna enfermedad, es probable que la condición de la piel no mejore hasta que esta enfermedad se maneje o cure adecuadamente.

Si tienes dudas respecto a nuestros productos para mejorar la inocuidad y bioseguridad de tu hogar o empresa, comunícate con nosotros a través de nuestro formulario de contacto. No olvides seguirnos en nuestras redes, para enterarte de más noticias sobre estos sectores.

logo blanco basic farm
Bogotá – Colombia 
Bogotá – Colombia 

Encuéntranos 

Teléfono: +57 (1) 346 1664
                 +57 (1) 346 3003

Nuestras redes sociales

 
Copyright © 2020  Todos los derechos reservados · Laboratorio Veterinario Basic Farm
 
Share This