Reconocer a tiempo el brote de una enfermedad en cerdos es el primer paso para manejar con éxito tu granja y cuidar a tus animales, pero ¿cómo puedes usar tus sentidos para detectar si uno de ellos está mal? Recuerda que al hacer esto, podrás combatir a tiempo un virus o bacteria y comprar los productos porcícolas necesarios para tratarlos de inmediato.

En esta guía de Basic Farm, aprenderás a usar todos tus recursos sensoriales para distinguir una enfermedad dentro de tu granja porcícola.

¿Qué puedes ver?

que puedes ver

El método más obvio para detectar un cerdo enfermo puede ser a través de señales visuales: el letargo, la inapetencia, los escalofríos y la pérdida de peso, cambios en la locomoción, presencia de heridas, color y características de las excretas,  son signos clínicos fáciles de detectar en un cerdo por aquellos que tienen experiencia en notar tales cambios. 

Sin embargo, en un grupo grande, identificar estos signos puede ser más difícil. Es por ello que, diariamente, debes reservar un tiempo regular para el examen de todos y cada uno de ellos. Recuerda, que todo el entorno de la granja también debe evaluarse observando lo siguiente:

  • Temperatura
  • Humedad
  • Ventilación
  • Olor
  • Comportamiento de la piara
  • Apetito
  • Cambios anormales en la lactancia
  • Disponibilidad de agua 
  • Disponibilidad de alimento
  • Condiciones de higiene
  • Densidad poblacional por metro cuadrado.
  • Instalaciones adecuadas.

El cerdo es un animal social y, en una condición saludable, le gusta ser parte de un grupo. Sin embargo, si está enfermo, tiende a descansar por sí solo o, a menudo, es rechazado por los otros cerdos, incluso hasta el punto de ser atacado. Con ello en mente, debes controlar los patrones de altercados en el corral.

Por el contrario, cuando varios cerdos están enfermos o el medio ambiente es inadecuado, es común que los cerdos empiecen a acurrucarse. La renuencia de los cerdos de alzar la mirada o mostrar interés hacia uno mismo también justifica un examen más detallado, 

El diagnóstico de un individuo enfermo a tiempo te ayudará a tratarlo debidamente y a la vez evitar que contagie a otros. El tratamiento individual con antibióticos inyectables u orales a través del agua de bebida va de la mano con la tendencia mundial del Uso Responsable de Antibióticos.

También te interesará: Los principales virus en cerdos que puedan afectar su salud.

Cambios en un cerdo de manera individual

  • Inapetencia: La falta de alimento o la caída en el consumo de alimento en un corral de cerdos aparentemente normales debe despertar sospechas de inmediato. Verifica si se debe a la falta de agua (que generalmente es la causa repentina más importante de inapetencia que involucra a los cerdos de un grupo). Si el suministro de agua es normal, busca signos de alguna enfermedad.
  • Letargo: Si un cerdo es reacio a pararse o moverse cuando normalmente le gusta hacerlo, o continúa descansando luego de bastante tiempo, podría ser una indicación de alguna enfermedad, debilidad en las piernas o cojera.
  • Temblores en el cuerpo: Los temblores y la elevación del vello sobre el cuerpo es un signo clínico importante de una enfermedad. Potencialmente podría ser un signo de meningitis estreptocócica o infecciones articulares en el lechón. Un cerdo acostado boca abajo y tiritando con el pelo erizado mientras que el resto del grupo está cómodo podría estar sufriendo potencialmente de diarreas o cojera debido a una septicemia generalizada (bacterias en el torrente sanguíneo).
  • Pérdida de peso: La pérdida de peso corporal es un primer indicio de inapetencia o deshidratación debido a muchas enfermedades como la neumonía. 
  • Secreciones: Las secreciones variarán en consistencia y ubicación, y por lo tanto serán indicativas de diferentes enfermedades. Las secreciones nasales o de los ojos pueden indicar una infección de las vías respiratorias superiores. El exceso de salivación podría indicar una enfermedad vesicular. En las cerdas, una secreción en la vulva podría indicar vaginitis, cistitis, pielonefritis o endometritis.
  • Cambios fecales: Los cambios fecales pueden indicar una amplia gama de enfermedades. Busca signos de mucosa o sangre que indiquen disentería porcina, infecciones por salmonella, ulceración gástrica o enteropatía hemorrágica proliferativa. Igualmente, alimento indigerido en las heces, diarreas profusa y maloliente, presencia de parásitos microscópicos en fecas,  revisa si hay señales de estreñimiento, como heces pequeñas y duras o dificultad y esfuerzo durante la defecación.
  • Vómitos: El vómito puede ser un signo de distintas enfermedades como la gastroenteritis transmisible o indicar una ulceración gástrica. En el lechón, a menudo se observa gastroenteritis asociada con infecciones por E. coli.
  • Piel: Los cambios en la piel ayudan a identificar enfermedades. Un enrojecimiento de las extremidades podría indicar infecciones virales agudas, septicemia bacteriana aguda o un estado tóxico, como se observa en la gripe, en la mastitis aguda o en la metritis. 
  • Ritmo respiratorio: Evalúa si la respiración se da a través de un movimiento profundo del tórax o no. Si esto ocurre, puede deberse a una consolidación de los pulmones y la escasez de oxígeno. La respiración abdominal muy superficial podría indicar pleuresía y dolor.La tos como mecanismo de defensa del organismo en su afán de expulsar secreciones o cuerpos extraños es muy perceptible incluso a la distancia, razón por la cual debemos identificar rápidamente si es individual o colectiva y reportar al técnico responsable para determinar tratamiento ya sea al cerdo que la presente  vía parenteral o por agua o alimento al grupo según sea el caso, recuerde que factores tanto  medioambientales agrestes como patógenos y/o parásitos afectan el sistema respiratorio y la tos es de las primeras manifestaciones clínicas que reportadas y tratadas a tiempo son manejables y permite hacer tratamientos efectivos y ajustes en los planes  vacunales para los próximos lotes.  
  • Muertes en la piara: Finalmente, las circunstancias de la muerte de un cerdo es una observación importante, especialmente cuando se respalda con un examen post mortem. El momento y el lugar donde los cerdos mueren en un rebaño en relación con las observaciones clínicas a menudo puede ayudar a identificar y comprender un problema.

En la observación individual de los cerdos, nos podemos idear una categorización en granja que nos permitan tabular y hacer evaluación de los animales a visitar, la cual podría ser tipo  UNO A (ideal ) TIPO A (viables con solo una condición negativa ) Y TIPO B ( de intervención urgente con más de una condición negativa ) donde  lo que se espera es que no haya muchos tipo B o al menos no sin tratamiento..

¿Qué puedes oler?

Los malos olores pueden producirse por una herida profunda infectada, mala alimentación o tejidos infectados. La calidad del aire a través del sentido del olfato te ayudará a identificar las bajas tasas de ventilación, los altos niveles de gases o si hay mucha humedad.

¿Qué puedes sentir?

que puedes sentir

Es esencial que examines un cerdo enfermo con la ayuda de tus manos para detectar cambios en la temperatura de la piel, cambios significantes de fluidos anormales o bultos. Las extremidades siempre deben palparse en casos de cojera, por posibles fracturas o hinchazones en las articulaciones. En una cerda que recién haya parido, siempre palpa la ubre para detectar cualquier cambio temprano de agalactia o mastitis.

Aunque los animales no hablan, nos “dicen” mucho con sus cambios en el comportamiento, sòlo basta hacer buena observación rutinaria en la búsqueda de eso que les está afectando su desempeño, que de la rapida reaccion nuestra a ello, depende el éxito en los tratamientos o correcciones de las causas afectantes.

Fosbac-200

Dependiendo de la recomendación de tu veterinario de confianza, puede que debas comprar antibióticos para cerdos con el fin de contrarrestar las bacterias que podrían estar afectando a varios animales de tu granja.

Fosbac-200 es un antibiótico que contiene Fosfomicina y posee un amplio espectro de actividad contra bacterias Gram positivas y Gram negativas. Es un medicamento apropiado para usar en el tratamiento de la Colibacilosis, Salmonelosis, Enteritis Necrótica, Procesos Purulentos causados por Staphylococcus sp. y Streptococcus sp., Artritis y Endocarditis bacterianas, Infecciones Genito Urinarias y Respiratorias, Complejo Mastitis Metritis Agalactia y otras enfermedades causadas por microorganismos sensibles a la Fosfomicina.

Si tienes dudas respecto a nuestros productos para mejorar la bioseguridad en tu granja avícola o porcícola, comunícate con nosotros a través de nuestro formulario de contacto. No olvides seguirnos en nuestras redes, para enterarte de más noticias sobre estos sectores de la agroindustria. 

logo blanco basic farm
Bogotá – Colombia 

Encuéntranos 

Dirección: Calle 59 # 16 – 24
Teléfono: +57 (1) 346 1664
                 +57 (1) 346 3003

Nuestras redes sociales

 
Copyright © 2020  Todos los derechos reservados · Laboratorio Veterinario Basic Farm
 
Share This