La terapia con aromas es una solución eficaz, sencilla y segura para animales que padecen condiciones específicas. Descubre en qué consiste y para qué sirve.

Este método de sanación alternativa es considerado como una rama de la fitoterapia o terapia con plantas medicinales. La base de la aromaterapia es la extracción de aceites esenciales, que son productos vegetales altamente concentrados a partir de una planta aromática.

imagen-1_Mesa-de-trabajo-1-300x298

Este proceso permite concentrar también sus propiedades medicinales, por lo que solo hace falta una pequeña cantidad para obtener efectos terapéuticos que pueden ser mentales o físicos, y se obtienen sobre el organismo de nuestra mascota a través de dos mecanismos de acción:

  • Vía transdérmica:el aceite esencial penetra a través de la piel y llega al torrente sanguíneo, a través del cual se distribuye a todos los tejidos y actúa sobre aquellos con los que tiene afinidad; por ejemplo, el aceite esencial de manzanilla actuaría sobre el tejido digestivo con un efecto antiespasmódico.
  • Vía olfativa:aunque el aceite esencial se aplique sobre la piel, el fuerte olor que lo caracteriza lleva sus componentes al sistema nervioso central, donde los principios activos pueden actuar a nivel neurológico para favorecer un estado de serenidad mental.

La aromaterapia es un método que ayuda a las mascotas que sufren de depresión, ansiedad, hiperactividad, estrés, agresividad, apego emocional y otros comportamientos que les impiden relacionarse de forma normal o estar mucho tiempo sin supervisión.

Sin embargo, antes de intentar este método, es importante consultar a un médico veterinario experto en el tema, para obtener una valoración médica completa que determine si el paciente necesita terapias complementarias. Después de la evaluación, el especialista decidirá qué tipo de esencias son recomendables para la mascota y el número de sesiones necesarias para tratarlo.

imagen-2_Mesa-de-trabajo-1-300x298

¿Cómo tratar a nuestra mascota con aromaterapia?

 

  • Seguridad: te recomendamos trabajar con algún elemento con el que tu mascota esté familiarizada, como su cobija o su cama, para que se sienta más cómoda y tranquila cuando inhale los aromas.
  • Afecto: el momento ideal para las sesiones de aromaterapia es durante situaciones tranquilas en las que reciba afecto; cuando estés acariciando a tu perro o gato y empiece a inhalar las esencias se sentirá más tranquilo y al terminar la terapia, estará tan relajado que no va a ladrar o a llorar, y estará calmado y feliz para el resto del día.

La ventaja de la aromaterapia es que, después de un tiempo, tu mascota asociará los aromas con un ambiente de tranquilidad; para mantener sus efectos, puedes usar las esencias como ambientadores en la casa.

Las esencias más populares y efectivas

  • Lavanda: produce tranquilidad y sensación de bienestar que disminuye los niveles de estrés y ayuda a dormir.
  • Limón: permite mayor concentración, mejora la digestión y aumenta la resistencia del sistema inmune.
  • Mejorana: es un calmante natural y se recomienda para disminuir la hiperactividad y tratar la depresión.
  • Menta: aumenta la agilidad mental, además de mejorar el ánimo de nuestra mascota.
  • Rosa: excelente para tratar el miedo y la ansiedad.
  • Manzanilla: es un calmante muy efectivo, también funciona como antidepresivo.

Gracias a la aromaterapia podemos actuar de forma íntegra y no invasiva sobre el organismo de nuestra mascota, además es una forma sencilla y agradable de mejorar su bienestar sin someterla a situaciones de estrés. ¡Pruébala y cuéntanos tu experiencia!

 

Luisa Fernanda Rodríguez Sánchez

Energía Creativa Mascotas

Share This