El hígado es un órgano muy importante para la salud de tu mascota. Ayuda con la digestión y la coagulación de la sangre, y elimina las toxinas de su sistema. Si este órgano no funciona bien, tu perro podría enfermarse.

Las hepatopatías caninas son un problema común que se encuentra en la práctica de atención primaria; sin embargo, el diagnóstico de enfermedad hepática puede ser un desafío porque los perros a menudo muestran signos que nos pueden confundir con otro tipo de enfermedades. Además, las anomalías de laboratorio no específicas pueden complicar aún más el diagnóstico, lo que puede resultar en un tratamiento tardío o diagnósticos incorrectos.

En el siguiente artículo de Basic Farm, te hablaremos más sobre las enfermedades hepáticas en perros y cómo podrían afectar la salud general de tu mascota.

Síntomas

El hígado tiene una enorme reserva funcional y una impresionante capacidad para regenerarse después de una lesión hepática. Como tal, una disfunción hepática no se desarrolla hasta que el hígado pierde al menos del 70 al 80 % de su capacidad funcional. 

La mayoría de los signos clínicos son inespecíficos e incluyen letargo, anorexia, vómitos, diarrea y poliuria/polidipsia que pueden aparecer y desaparecer. Los signos más específicos que podrían aumentar el índice de sospecha de disfunción hepática mucho más grave incluyen ictericia, ascitis (acumulación de líquido en el abdomen) o anomalías neurológicas compatibles con encefalopatía hepática.

No es raro que los perros con disfunción hepática documenten encefalopatía hepática poco después de una comida debido al aumento repentino del amoníaco sérico, lo que destaca la importancia de realizar un historial completo del propietario.

Es fácil pasar por alto los síntomas de una enfermedad hepática, ya que son similares a los de otras enfermedades o problemas, así que siempre ten a tu perro bajo supervisión. Otros síntomas que presentará tu perro pueden incluir:

  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Aumento de la sed
  • Un andar inestable
  • Mayor necesidad de orinar
  • Confusión
  • Signos de debilidad
  • Sangre en la orina o deposiciones
  • Convulsiones

¿Qué causa los problemas hepáticos?

sintomasenfermedades hepaticas perros

A veces, la enfermedad hepática puede ocurrir como resultado del envejecimiento; otras veces, se trata de un problema genético. De igual manera, también puede ser provocado por una infección o un traumatismo en el área. Incluso algunas enfermedades y medicamentos pueden dañar el hígado de tu perro.

Otras causas de una enfermedad hepática en perros pueden incluir:

  • Algunas plantas y hierbas como la hierba cana o ciertos hongos
  • Leptospirosis, una enfermedad bacteriana que los perros pueden contraer a través del contacto directo con la orina de animales infectados, como ratas, o a través del agua, el suelo o los alimentos contaminados con su orina.
  • Mohos que crecen en el maíz
  • Gusanos del corazón no tratados
  • Diabetes
  • Problemas con el páncreas
  • Uso de analgésicos
  • Alimentos grasos
  • Intoxicaciones
  • Chocolates

También te interesará: ¿Cuál es la diferencia entre los prebióticos y probióticos para perros?

Diagnóstico y evaluación de laboratorio

Si tu perro tiene algunos síntomas de problemas hepáticos, tu veterinario te preguntará sobre su dieta y si consume algunos medicamentos. Es posible que tu veterinario quiera realizar algún análisis de sangre, radiografías, ecografías o histopatologías para obtener una imagen de lo que está sucediendo con el hígado de tu mascota. Lo más importante será el examen de laboratorio, lo que dará la funcionalidad o integridad hepática actual de tu mascota.

Dependiendo del caso, podría también querer tomar una biopsia (extraer una pequeña muestra de tejido para analizar). Algunas mediciones que se suelen considerar en los exámenes de sangre o de orina son:

  • Enzimas del hígado, incluidas ALT, ALKP, GGT y AST.
  • Albúmina
  • Glucosa
  • Urea
  • Colesterol
  • Bilirrubina
  • Ácidos biliares
  • Amoníaco

Tratamiento

El tratamiento de tu perro dependerá de qué tan pronto se detecte el problema y qué lo causó. Para ello, tu veterinario necesitará ver cuánto daño hay en el hígado. Los cambios en la dieta a menudo ayudan y es por ello que tu mascota podría necesitar una dieta especial para asegurarse de que obtenga los nutrientes y calorías necesarios para ayudar a su hígado.

Mientras que algunos suplementos pueden ayudar a que el hígado se recupere, los antibióticos se utilizan para las infecciones que haya en él. Según la recomendación de tu veterinario, es posible que debas cambiar los otros medicamentos de tu perro o reducir la cantidad que toma. En ciertos casos, la cirugía puede ser una opción para perros con tumores o quistes.

Prevención

tratamiento enfermedades hepaticas perros

Puedes ayudar a tu perro detectando la enfermedad hepática a tiempo y realizando pequeños cambios antes de que se agrave. Cada año, lleva a tu mascota para sus controles generales y vacunas (incluido uno que protege contra la leptospirosis) para determinar si está empezando algún problema. Asimismo, asegúrate de que tu veterinario esté al tanto de cualquier medicamento o suplemento que tu mascota esté tomando.

Sé consciente de lo que le das de comer a tu perro. Recuerda que los alimentos grasos pueden dañar el hígado. Por último, no dejes que tu perro deambule libremente en áreas donde puede haber plantas o insectos venenosos.

Canatox H 

Canatox H es una solución oral de origen natural con efecto hepatoprotector y hepatomodulador. Además de proteger al hígado de posibles daños, ayuda a mejorar su funcionamiento y potencia sus funciones básicas.

Esta solución no solo es el ideal para mantener a tu mascota con buen apetito, pelo brillante y sedoso, también mejora la digestión y el estado general en procesos donde el metabolismo hepático se vea afectado. Es un producto natural que sirve para mantener y recuperar la buena salud del hígado, favoreciendo el crecimiento y desarrollo de las mascotas.

Adicionalmente, es coadyuvante en procesos de intoxicación y convalecencia reduciendo el tiempo de recuperación. Activador de la función hepática y biliar de manera segura.

Si tienes dudas respecto a nuestros productos del cuidado de mascotas, comunícate con nosotros a través de nuestro formulario de contacto. No olvides seguirnos en nuestras redes para enterarte de más noticias sobre el mundo animal.

logo blanco basic farm
Bogotá – Colombia 

Encuéntranos 

Teléfono: +57 (1) 346 1664
                 +57 (1) 346 3003

Nuestras redes sociales

 
Copyright © 2021  Todos los derechos reservados · Laboratorio Veterinario Basic Farm
 
Share This