¡Encontré un animal en la calle! Sí, hace no mucho me pasó a mí y por eso quiero compartir mi historia contigo, para que sepas qué hacer si encuentras un animal en la calle y quieres ayudarlo o protegerlo.

Hace como un mes me encontraba paseando a mi perro, y de repente en un montón de basura vi un bulto que se movía. Al principio no supe lo que era, pero miré bien de cerca y resulta que era un perrito French Poodle, me acerqué sigilosamente y me di cuenta de que estaba herido y que además era viejito. Lo saqué con mucho cuidado de donde estaba, y lo comencé a revisar, resulta que tenía una patica rota. Me asusté mucho y al comienzo no sabía cómo ayudar, si encuentras un animal en la calle se te pueden ocurrir mil cosas y quizás, en primera instancia, ni sabes cómo ayudarlo, te bloqueas y hasta te asustas porque no sabes si podrás ayudarlo o no. Yo me decidí a ayudarlo, así que lo llevé a una veterinaria cercana donde, para mi sorpresa, lo reconocieron a primera vista porque ya lo habían tratado. Al “parecer un señor taxista” lo arrolló, lo llevó a esta veterinaria, la médica veterinaria lo revisó y le dijo que era importante la hospitalización por que necesitaban una radiografía de la manita. Además, para empeorar la situación, el perrito era sordo y tenía cataratas, Por lo que sólo hospitalizándolo podrían determinar el mejor tratamiento. El señor taxista, muy grosero e irrespetuoso, dijo que era obligación de la veterinaria ayudar al perro, que él no tenía dinero y que lo iba a abandonar en la calle, lamentablemente así lo hizo.

¡Qué dilema tan terrible!, si encuentras un animal en la calle es muy triste pensar en todo lo que ha sufrido y para mí personalmente fue muy duro ver cuánto debió sufrir este perrito. Después de analizarlo mucho, de ver el estado en el que se encontraba, sin tener las condiciones físicas para resistir una cirugía, además de su condición geriátrica, con el dolor del alma me decidí por la eutanasia. Al día siguiente se le realizó la eutanasia y lo mandé a cremar, era lo mínimo que necesitaba este ser peludo por alegrarnos con su presencia acá en la tierra.

Esta historia tiene el fin de guiarnos un poco para cuando algo así nos llegue a suceder. En la mayoría de los lugares es normal ver perros callejeros, unos porque les toco nacer en ella, y otras por la irresponsabilidad de la gente. Es cardinal tener en cuenta que si encuentras un animal en la calle lo puedes llevar a alguno de los grupos de personas que se organizan cuadrando hogares de paso para animales, creando fundaciones para tratar a estos animalitos y disminuir esta problemática de los animales callejeros. Todos los días se encuentran o nos enteramos de este tipo de historias.

Y si llega a ser nuestro caso, tenemos dos opciones, salvarlo o no salvarlo. Si decidimos recogerlo y de alguna forma salvarlo, debemos tener en cuenta en conseguir lo siguiente:

* Una correa.

* Una cobija,

* Algún juguete o cosa que resulte atractivo o llamativo para ellos.

* Alimento que sea de su agrado, para tener su confianza. Pero tenemos que ser prudentes con este paso, dejarla a un lado y alejarnos. Luego ir cuadrando el alimento más cerca de nosotros, hasta conseguir que el animal acabe comiéndolo.

* Tener presente alguna veterinaria cercana.

Estos animalitos siempre están a la espera de maltrato, así que debemos esperar a que el animal nos permita el contacto físico de forma suave. Que sea el animal el que se nos acerque. Una vez esto pase, lo cogemos y con cuidado lo llevamos a la Veterinaria más

cercana, o la que tengamos de confianza. En la veterinaria se encargarán de decirnos los pasos a seguir. Ojalá nosotros podamos ayudar a esta criaturita con los gastos médicos.

Teniendo esto claro, y si lo podemos llevar a nuestro hogar, ya sea de paso o definitivamente, le daremos abrigo, buena comida, y un lugar para su descanso. La dieta de los perros callejeros por lo general son sobras que van encontrando, por ello un cambio brusco hacia el concentrado puede causarle alguna molestia a nivel gastrointestinal.

Es importante recordar que, si encuentras un animal en la calle y si no tienes suficientes recursos económicos, puedes pedir colaboración a las organizaciones protectoras de animales más cercanas, realizar publicaciones con fotos en las redes sociales, para que personas amantes de los animales ayuden, o también coordinar con amigos y personas de la comunidad para realizar algún evento, (rifa u otros), para costear el tratamiento. Es muy importante resaltar que la responsabilidad de nuestro rescatado es de nosotros y no del médico veterinario que lo va a tratar.

Si nuestra decisión no es quedarnos con el animal, y vamos a darlo en adopción, trata en lo posible de hacer castrar al animalito antes de entregarlo a su nueva familia. Y si tú no puedes conseguirle un hogar, recuerda que hay muchos sitios especializados en buscarles familias, ten en cuenta que la mayoría de estos refugios, hogares de paso o fundaciones están en su límite, por lo tanto, si tú puedes buscar a una persona que lo quiera para siempre, ayudas de manera más rápida y efectiva. Al final lo importante es encontrar un muy buen hogar que se comprometa, en lo posible por escrito, a cuidar, respetar, amar y esterilizar al animal, para evitar más abandonos en el futuro.

Lo más importante a saber si encuentras un animal en la calle, es tener muy claro en qué consiste el rescate de un animalito y que nazca del corazón lo que hagas por ese ser. Además de la satisfacción que da el poder ayudar. Tal vez no tenga un final feliz, como pasó con el mío pero, al final el ayudarlo y darle una mejor vida, es lo que cuenta y el orgullo de contribuir a su felicidad dándole la oportunidad de sentirse amado.

Muchas personas creen que la vida de un animalito, y más si es callejero, es insignificante y sin importancia, pero es una vida tan linda e importante como cualquier otra vida. Y contribuir a salvar esa vida produce una satisfacción enorme, más aún cuando es rescatado y el animal se cura, viniendo de sufrir las peores condiciones. Si bien es imposible salvar a todos los animales callejeros, salvar tan sólo a uno hace la diferencia en el mundo, y si todos creamos conciencia de esta grata, importante y amorosa labor, entre todos aportamos más de lo que nos imaginamos. Tenemos que ser conscientes de empezar a controlar la población de perros y gatos, en la actualidad existen bastantes animales muriéndose de hambre en las calles. Por último, recordemos nuevamente que es importante que los dueños esterilicen a sus mascotas, para evitar así más perros y gatos aumentando la población de animales callejeros, sufriendo en abandono y hambre.

Ingrid Guinard

Energía Creativa

 

Share This