Cómo se detectan las micotoxinas

Las micotoxinas en general pueden ser identificadas por diversos métodos. El más sencillo es realizar pruebas cualitativas, en las que a través del uso de un procedimiento de desplazamiento de flujo lateral, es posible establecer si el producto se encuentra encima o debajo de un punto de corte, generalmente establecido por las regulaciones de cada país.

También es posible detectar micotoxinas a través metodologías cuantitativas como:

  • Pruebas de desplazamiento de flujo lateral, vertú: Métodos certificados por USDA, GIPSA para cuantificar micotoxinas en tiempos no superiores a 15 minutos, utilizando extracción libre de solventes del analito de interés. La casa comercial VICAM es pionera en el desarrollo de este tipo de metodologías, las cuales tienen como gran beneficio la reducción de tiempos en la etapa de extracción, al eliminar el uso de sustancias peligrosas en el análisis, sin sacrificar la confiabilidad en los resultados, ni la sensibilidad del método analítico.
  • Columnas de inmunoafinidad para extracción de micotoxinas y cuantificación por fluorometría: Este método desarrollado por VICAM, brinda una correlación superior al 95 % frente al gold standard (HPLC), generando resultados precisos en una fracción del tiempo requerido para una cromatografía (la fluorometría tiene como tiempos analíticos entre 30-45 minutos).
  • Columnas de inmunoafinidad para extracción de micotoxinas y cuantificación por HPLC / UPLC con lector acoplado de diodos (Luz UV) y MS/MS: son las opciones de mayor tecnología y que ofrecen mayor confiabilidad en los resultados. Tienen a su vez la gran ventaja de facilitar análisis monoparamétricos y valoraciones multiparamétricas, como las de Aflatoxinas, Ocratoxina y Zearalenona en una sola corrida o incluso, Aflatoxinas, Ocratoxina, Zearalenona, Fumonisinas, DON y T2HT2, que implica identificar seis parámetros con una sola extracción de inmunoafinidad.

Las micotoxinas en la legislación colombiana

Para garantizar la salud de los consumidores humanos, el INVIMA estableció los niveles máximos de contaminantes en los alimentos destinados para consumo humano a través de la Resolución 4506 de 2013; sin embargo, es preocupante ver que no todos los fabricantes de alimentos susceptibles de contaminación realizan un control efectivo y periódico de estos contaminantes.

Es frecuente encontrar que las empresas de mayor renombre en Colombia cumplen parcialmente esta obligación de implicaciones sociales importantes (aunque no todas); sin embargo, existe una gran mayoría de productores de alimentos que no realizan éste análisis o que lo llevan a cabo una vez al año, como es el caso de algunos productores de leche, alimento de alto impacto en cuanto a riesgo para la Salud Pública refiere, según Resolución 719 de 2015.

Si bien la Resolución 4506 no menciona una frecuencia de muestreo, es claro que una medición al año no es suficiente, especialmente en empresas donde se fabrican miles de lotes al año. ¿Cómo es posible garantizar que con un lote que se analice cada año, el resultado puede ser extrapolado a los cientos de lotes restantes fabricados y colocados en el mercado? ¿Es suficiente información para tomar decisión de empleo de todos los demás lotes y tener la certeza de la ausencia de contaminación?

Sin lugar a dudas, lo anterior obedece a una decisión financieramente estratégica, pero que involucra una cultura de calidad y un compromiso con la salud pública sumamente bajo.

En cualquier caso, el escenario actual plantea una decisión difícil, ya que existe la posibilidad de que todos los alimentos hayan sido contaminados por hongos en alguna parte de la cadena de valor y el riesgo de contaminación por micotoxinas permanece y permanecerá latente, máxime cuando las medidas de prevención y control más utilizadas en la industria alimentaria se enfocan en el uso de agentes físicos y /o químicos que pueden reducir la carga fúngica presente, mas no las micotoxinas producidas, ya que su composición química es compleja y difícil de clivar.

Basic Farm trabaja con VICAM como aliado estratégico y se encuentra a la disposición del mercado,  para evaluar la tecnología más adecuada para cada tipo de empresa y buscar la mejor alternativa para garantizar el cumplimiento de la normativa nacional.

Infórmate al respecto en https://basicfarm.com/inocuidad-de-alimentos/ o http://www.vicames.com/

 

Victor Perez

Leonardo Granados

Energía Creativa

Share This