Más allá de las disposiciones legales al respecto, ¿es imprescindible manejar procesos de higiene en la manipulación y producción? Aquí encontrarás razones que despejarán tus dudas.

Más allá de cualquier opinión basada en la práctica empírica o en lo dispuesto por las normas vigentes, los procedimientos de limpieza y desinfección son completamente necesarios en cualquier espacio que albergue o se relacione con animales y aún más, si se vincula con productos de consumo. Las razones son verificables por medio de la ciencia.

Las buenas prácticas garantizan calidad

En el contacto y cohabitación sin prácticas de limpieza y desinfección con los animales de granja tenemos 50 millones de bacterias por centímetro cuadrado, mientras que la limpieza con agua las reduce a 20 millones. La disminución real se logra después de una limpieza con agua caliente y detergente, hasta 100 mil bacterias por cm2 y mediante un procedimiento adecuado de desinfección, la proporción de bacterias se reduce hasta aproximadamente 500 por cm2.

Recuerda que en los ambientes y superficies existen otros tipos de microorganismos aerobios mesófilos totales (hongos y levaduras, entre otros), que pueden afectar la sanidad de las instalaciones y afectar los animales que llegan o allí se encuentran.

Planeación y organización, para mejor desinfección

Para preparar las instalaciones debemos desmontar y retirar los equipos que así lo requieran; también hay que retirar toda la materia orgánica y proceder a humedecer las instalaciones.

Las mezclas o soluciones de detergente deben prepararse según las recomendaciones del fabricante, para proceder a enjabonar la superficie a limpiar, esparciendo la solución detergente.

El proceso implica restregar la superficie que se limpiará ejerciendo una acción mecánica con ayuda de un cepillo, para eliminar la mayor cantidad de suciedad; luego enjuagaremos con abundante agua y verificaremos que la limpieza haya sido efectiva, antes del secado. Después de estos pasos, aplicaremos el desinfectante.

¿Cómo elegimos un desinfectante ideal?

Para ahorrar tiempo y recursos, debemos considerar factores relacionados con efectividad, practicidad y versatilidad.

Ten presentes estos requisitos en la selección de productos para limpiar y desinfectar:

  • Poseer un amplio espectro viricida, bactericida, fungicida, alguicida, esporicida.
  • Cumplir con una acción rápida sobre la suciedad.
  • Garantizar estabilidad mezclado con aguas duras.
  • Presentar acción efectiva en presencia de materia orgánica.
  • Tener estabilidad respecto a la variación de temperaturas.
  • Garantizar acción de sus componentes en presencia de luz y rayos solares, así como estabilidad ante diferentes pH.
  • Representar un riesgo mínimo de peligrosidad y toxicidad para los animales y operarios.

Verifica que los productos de higiene seleccionados no generen efectos de corrosión o teñido en los equipos y que sean amigables con el medioambiente.

Procura que tus elecciones posean una relación costo-beneficio favorable y que ofrezcan un servicio apropiado de asistencia técnica, preventa y postventa.

 

Ruth Hernandez

Energía Creativa

Share This